lunes, 10 de junio de 2013

Libelium y su nuevo sensor de radiación 

 


El 11 de marzo del pasado año 2011 un terremoto de 8,9 grados devastó el norte de Japón, provocando un grave accidente en la central nuclear de Fukushima que obligó a desalojar a más de 100.000 personas por riesgo a exponerse a la radiación.  

Tras este desastre, los ingenieros de la empresa española Libelium se preguntaron cómo podrían reducirse los riesgos que conllevaba ir a revisar zonas cercanas a la central para comprobar si la radiación había disminuido y era posible que los refugiados regresaran a sus hogares.

Fue así como, después de un mes de exhaustivo trabajo, crearon una serie de sensores ambientales que podían colocarse en el lugar necesario, y luego permitían comprobar la radiación de la zona por Internet, lo que evitaba que la gente se tuviera que exponer un mayor número de veces a los riesgos de la radiación.

Gracias a este nuevo producto que podrá salvar vidas, Libelium ganó el premio Cluster de Empresas Biotecnológicas de Aragón (BIOARATEC) en el marco del proyecto SMEgoNET y el Instituto Aragonés de Fomento.

Una vez más los emprendedores españoles demuestran que la innovación es posible en nuestro país a pesar de la falta de medios y de apoyo institucional a la innovación.