lunes, 19 de diciembre de 2016

Un deportivo fabricado con una impresora 3D



El superdeportivo Blade, es un coche cuyo chasis ha sido fabricado con una impresora 3D. El coche pesa 635 kilos cuando la media del resto de los coches es de 700-1000 kilos y tiene una potencia de 700 cv .

Kevin Czinger, un empresario californiano al frente de este proyecto, que consiste en fabricar un chasis utilizando la impresión 3D en metal a partir de aluminio en polvo. Tras crear estas piezas de aluminio se combinan con fibra de carbono y así se crea el chasis de este coche.

La inversión para producir este coche es de 50 veces inferior al de un coche normal. El chasis tiene la misma rigidez y protección que un automóvil normal. Es un 90% mas ligero, también es mas barato y su método de producción es mucho mas limpio que cualquier otro automóvil.


Leer más ...