jueves, 23 de mayo de 2013

"Google Glass" unas gafas futuristas




La empresa Google mostró, por primera vez en público, el prototipo de sus gafas "inteligentes" o Google Glass Explorer Edition en su conferencia anual para desarrolladores de software en San Francisco (EE UU). unas gafas con diseño futurista que llevan incorporada una mini-pantalla que superpone imágenes semitransparentes delante de los ojos, haciendo que parezca que estamos viendo 'en el aire', un monitor de 25 pulgadas que cuenta con funciones como grabadora de vídeo, cámara de fotos, micrófono, reconocimiento de voz y conexiones inalámbricas.

Las gafas simplemente se llevan puestas normalmente; con decir en voz alta "OK Glass" se activará el reconocimiento de voz. Con frases sencillas en inglés como "Take a picture" (haz una foto) o "Show me the weather for tomorrow" se acceden a las funciones e información. Ademas con ellas podremos leer los corros que recibimos, hacer fotos y compartirlas, mirar el tiempo... El prototipo se ha construido sobre un marco de titanio y su peso es comparable a unas gafas de sol, si bien Google está trabajando con distintos fabricantes de gafas para diseñar modelos estéticamente más acordes con los productos de mercado. Su precio de venta es de 1.500 dólares y, aunque se podrán encargar en breve, no estarán en poder de los compradores hasta 2013.

La información capturada se va sincronizando de forma inalámbrica con el teléfono inteligente que todos llevamos encima hoy en día. De momento tiene que ser Android, pero ya han anunciado que también funcionará con los dispositivos iPhone de Apple.

Contras de las gafas de Google
Una de sus mayores críticas fue a la batería: Se dice que tras unas cinco horas de uso normal incluyendo leer algunos correos, tomar algunas fotos y grabar algo de vídeo la batería está muerta, y en las especificaciones tampoco se indica una duración media ni cuál es su capacidad teórica. 

Otros critican no solo la duración de la batería sino también la seguridad del dispositivo, su pantalla (que no es muy buena) y su diseño industrial: la forma y tamaño de las gafas no encaja adecuadamente con los rasgos faciales de todas las personas, ademas una gran mayoría de las personas necesitan gafas, por lo que no las podrian usar.